Botánica | Estilos de decoración
baner_estilos

13 julio, 2016

Estilos de decoración

Plasma tu personalidad en la decoración del evento.

¡Por fin!… acabas de dar el “SÍ” y ya no puedes con las ganas de empezar a organizar todos los detalles de la boda. Miles y miles de ideas se te vienen a la cabeza: el vestido, las invitaciones, el lugar, la comida, etc, etc… y comienzas a estresarte porque no sabes ni por dónde comenzar.

Para que no te pase esto, te vamos a dar un consejo que le damos a todos nuestros clientes y amigos: “Define primero el estilo de decoración que quieres para que puedas detonar todo lo demás”.

Así como lo oyes (bueno, lees); la decoración y el ambiente son el reflejo de tu personalidad y la de tu pareja; si tienen una idea de qué estilo es el que los caracteriza, todos los detalles fluyen con total simplicidad.

Pero no te espantes si no sabes cuál es el estilo que mejor se adecúa a ustedes, aquí te dejamos una breve descripción de los estilos más representativos para que le saques el mejor partido a cada uno:

Estilo Clásico y Romántico:
Se podría decir que este estilo es el elegante, estético, de etiqueta y formal. Los colores que predominan son el blanco, beige y marfil en combinación con el negro, dorado, azul y/o rojo; los arreglos florales están hechos a base de rosas, hortensias, alcatraces o tulipanes (muy altos o bajos) y en ocasiones encontramos velas y candelabros.

Estilo Minimalista:
La premisa principal de este estilo es “menos es más”. Toda la decoración debe ser sencilla y simple, con conceptos y colores neutros y sin tantos ornamentos. Una característica de este estilo son los ambientes “lounge” y los arreglos florales con orquídeas, calas o peonias.

Estilo Vintage:
¡Lo antiguo y retro está de moda! Este estilo combina elementos desgastados y antiguos como sillones, mesas, portarretratos, máquinas de escribir, relojes, tocadiscos, etc.; adaptándolos a nuestros tiempos con un toque de modernidad muy sutil. Los arreglos florales juegan un papel muy divertido ya que puedes ocupar cualquier cosa como base; los colores pastel predominan en este estilo.

Estilo Industrial:
Lo que define este estilo es la fusión entre el diseño y la decoración ya que, por un lado, el lugar debe dar la impresión de estar abandonado (que sea una fábrica o nave industrial, con ladrillos, puertas metálicas, maderas envejecidas y techos elevados) pero por otro lado la decoración debe darle vitalidad a través de plantas trepadoras, follajes, flores con colores fuertes, caminos o hileras con suculentas, iluminación romántica y con muchas velas.

Estilo Bohemio o “Boho Chic”:
Si te encantan las actividades al aire libre, el campo, la naturaleza y todos a tu alrededor te consideran un “indie” o “hippie”, este es tu estilo. Aprovecha la originalidad de los espacios abiertos con telas, encajes, tejidos, listones de colores, plumas, tapetes sobre el pasto y arreglos florales originales con distintos colores y texturas en cada rincón.

Estilo “Shabby Chic”:
En ocasiones lo confunden con el Estilo Vintage, pero este estilo es más romántico y afrancesado. La decoración se basa en colores pastel como el blanco, crema, rosa claro, menta y azul; se utilizan lámparas de araña, perlas, candelabros, espejos, porcelana y cristal cortado. El elemento principal son los arreglos florales ya que deben dar una sensación de ambiente natural, muy campirano.

Estilo Pop Art:
¿Te has imaginado cómo sería tu vida si fuera un Cómic? Si tu respuesta fue asertiva, esta opción te encantará: todos los elementos de la decoración son con colores intensos y llamativos, vinilos en todos lados, letras a tamaño “Persona”, serigrafías, centros de mesa con colores chillones… aquí ustedes serán “Los Superhéroes” del evento.

Estilo “Gran Gatsby”:
Este estilo hace alusión a la alta sociedad de los locos años 20´s, en donde las lentejuelas, perlas, cristales, encajes y plumas eran un sinónimo de lujo y ostentación. Los dorados, negros y blancos son los colores predominantes; los centros de mesa altos con flores elegantes y frondosas.

Estilo Kitsch:
La palabra que mejor define este estilo es “extravagancia” ya que lo único que busca es romper las reglas. Utiliza tonalidades y texturas fuertes para generar contrastes, materiales decorativos modificados, tapicerías, cuero sintético y elementos con animal print. Los colores predominantes son los rojos, rosas, lilas, violetas, verdes y amarillos

Ecléctica:
Es una fusión entre la tradición y la modernidad; busca no perder las antiguas costumbres dándole un toque de innovación a cada detalle para crear nuevos estilos y tendencias.

Recuerda que estos estilos son solo algunos de los tantos que están de moda para que puedas sacar ideas y encuentres el que mejor se adecúe a su personalidad. Lo importante es que juntos descubran ese estilo que los caracteriza para que lo puedan plasmar en cada detalle de la boda.